Skip to content

Lectura Fácil

La lectura fácil es una técnica que consiste en adaptar

cualquier información a un lenguaje más sencillo

para que cualquier persona pueda comprenderlo correctamente.

Esta técnica tiene muy en cuenta

como se muestra la información

para que sea más cómoda su lectura.

Además, suele incluir imágenes

para facilitar la comprensión del texto.

La lectura fácil nos ayuda

a entender mejor la información que nos rodea

para que podamos participar por nosotros mismos en la sociedad.

Consigue que todos seamos iguales y libres

para tomar nuestras propias decisiones,

favoreciendo así la democracia.

Esta técnica hace real el derecho a la información comprensible

que tenemos todas las personas.

LEGISLACIÓN

Existen muchas leyes, normas y reglas

que hablan del derecho de acceso a la información

y de la importancia que tiene la lectura fácil

para conseguir que la información y la cultura

lleguen a todas las personas.

Como por ejemplo:

La Declaración Universal de los Derechos Humanos:

Artículo 22. Habla sobre los derechos económicos,

sociales y culturales de las personas.

Artículo 27. Habla sobre el derecho de todas las personas

a disfrutar de las artes y la cultura y a participar en ellas,

y en los avances de la ciencia y la tecnología.

La Convención

sobre los derechos de las personas con discapacidad de 2006:

Artículo 2. Habla sobre que la comunicación debe incluir

distintas formas de expresar la información,

como el Braille, sonidos, información visual,

comunicación táctil, lenguaje sencillo…

Artículo 9. Habla sobre la obligación que tienen los distintos gobiernos de asegurar que las personas con alguna discapacidad

puedan acceder a su entorno, a los medios de transporte,

a la información, las comunicaciones…

al igual que el resto de personas.

Además, los edificios y cualquier lugar público

tienen que tener las señales y los carteles en Braille y en fácil lectura.

Artículo 21. Habla sobre la libertad de expresión, de opinión

y de acceso a la información.

La Administración Pública,

las empresas privadas que dan servicios a la ciudadanía,

los medios de comunicación, y otras muchas organizaciones

deben comunicarse con mensajes y textos

que sean fáciles de entender por todas las personas.

Artículo 30. Habla sobre el derecho de participación

de todas las personas con discapacidad

en la cultura, el ocio y el deporte.

Habla también de la necesidad

de que todos los materiales y recursos culturales

sean fáciles de leer y entender por todas las personas.

Las Normas uniformes sobre la igualdad de oportunidades

de las personas con discapacidad,

publicadas por la Organización de las Naciones Unidas en 1993:

Artículo 5. Habla sobre el acceso a la información y la comunicación

adaptada a las necesidades de cualquier persona con discapacidad, para que comprendan correctamente sus derechos,

los servicios que pueden utilizar

o las actividades en las que pueden participar.

El gobierno de cada país debe hacer todo lo posible

para que los servicios y medios de información y documentación puedan ser usados sin problemas por las personas con discapacidad.